La Acupuntura estimula la habilidad del cuerpo a resistir o a vencer a las enfermedades o a las condiciones corrigiendo los desequilibrios. La acupuntura también ayuda a que el cuerpo produzca elementos químicos que disminuyen o que eliminan las sensaciones dolorosas,

Beneficios de la Acupuntura

Aunque no son muchos los años que está técnica lleva utilizándose para el tratamiento de enfermedades, está comprobada su efectividad en numerosas afecciones, dando resultados muy positivos y favorables en muchos pacientes que optan por probar esta técnica terapéutica milenaria descubierta por la cultura oriental hace ya miles de años.

Es difícil nombrar todas las enfermedades que pueden ser tratadas mediante la acupuntura, sin embargo, a modo de resumen podríamos citar las siguientes, en donde se han conseguido los resultados más sorprendentes: jaquecas; dolores musculares; afecciones estomacales; oculares y del oído; bronquitis; asma; sinusitis; esguinces y torceduras; problemas de riñón; inflamaciones de garganta; hemorroides; trastornos de la circulación y uterinos; reumatismo;… Su aplicación también está indicada en otro tipo de desequilibrios corporales, como son los problemas de impotencia sexual, complicaciones de la menstruación, y el insomnio. Además, regula el sistema nervioso central, equilibra el sistema periférico, puede actuar como anestésico y posee propiedades analgésicas.

 

Las ventajas que ofrece la acupuntura son múltiples:

El material necesario, consta, tan solo de unas simples agujas metálicas, cuya aplicación es bastante fácil. Su tratamiento es muy sencillo y de ningún modo doloroso, al contrario de lo que muchos puedan pensar, ya que el acupuntor inserta las agujas en puntos exactos dependiendo del órgano o sistema afectado, y no siempre con la misma profundidad ya que esto depende de la gravedad de la afección. Es un método muy eficiente, con el que se obtienen resultados muy satisfactorios en un período relativamente corto, no acarreando complicaciones ni efectos colaterales. Eso si, es importante ser tratado por personal médico especializado siempre. Por último mencionar lo fundamental que es para obtener buenos resultados, la colaboración del paciente, ya que el mismo tratamiento puede variar en sus resultados, si no existe una gran predisposición por parte de éste para colaborar.